27.1 C
Curicó
InicioTitularesDía mundial contra el bullyng: Qué hacer ante este acoso frecuente a...

Día mundial contra el bullyng: Qué hacer ante este acoso frecuente a nuestros hijos

Cada 2 de mayo se conmemora el Día Mundial Contra el Bullying o el Acoso Escolar, fecha que busca concientizar sobre los daños que produce y las formas para evitarlo. Esta práctica se trata de una conducta agresiva, intencionada, repetida y sistemática de una o varias personas contra alguien. Puede ser un maltrato psicológico, verbal o físico, y en el caso de que no se detenga en el tiempo, puede provocar graves daños emocionales a la víctima y también a quién lo provoca.

“El que ejerce el bullying lo hace para imponer su poder sobre el otro, por un deseo de intimidar y dominar mediante constantes amenazas, insultos y agresiones. Aprende que por la violencia puede lograr metas, tomando decisiones impulsivas”, afirma Alejandra Wormald, psicóloga infanto-juvenil de Clínica Universidad de los Andes.

¿Qué hacer si mi hijo es el que ejerce bullying?

El rol de los padres es fundamental para identificar estas acciones y buscar ayuda en el colegio y en un equipo profesional cuando lo amerite.

¿Cuáles son lgunas características de los niños agresores?

Tienen la necesidad de dominar o controlar a los demás

Presentar baja tolerancia a la frustración

Caracterizarse por un temperamento más impulsivo

Tener altos niveles de ansiedad

Generalmente, esconden una inseguridad respecto a ellos mismos, dificultades en la formación de un autoconcepto positivo y baja autoestima

¿Que hacer hacer ante este tipo de agresiones

Es muy importante el rol que cumplen los padres en ayudar a identificar estas situaciones y a explicar las consecuencias que estas conductas tienen. Alejandra Wormald nos entrega algunas pautas para enfrentar esta situación:

Reconocer lo ocurrido y recabar antecedentes; luego, trabajar junto al colegio, más que rivalizar la relación y ponerse a la defensiva. Es primordial comprender el comportamiento del hijo/a, entender con empatía qué es lo que hay detrás de esas conductas, para decidir qué consecuencias tendrán esas acciones y cómo ayudarlo a salir de la figura del agresor.

Desarrollar un espacio de conversación en familia, en el que se le pregunte ¿cómo crees que se sintió el niño/a al recibir este trato?, ¿qué viste que le pasaba luego de tus conductas?, ¿qué cosas se pueden hacer diferentes para que no se repita? Esto es esencial para conocer nuevas formas de comunicación entre sus pares.

Ser buenos oyentes y no juzgarlo, para que tenga confianza y sea sincero. La familia es la principal fuente de amor y educación, por esto, los papás deben evitar estilos de comunicación y relación agresiva o violenta, sin respeto y con descalificaciones. Deben conocer que existen marcos de acción, de conductas permitidas y de aquellas que transgreden límites o lo permitido. Para los menores, los límites generan confianza y tranquilidad, son más bien protectores y necesarios en su formación.

En algunos casos, puede ser necesario buscar ayuda por parte de un especialista que entregue herramientas para enfrentar la situación y que se logre aprender de la mejor manera a poner límites, para lograr prácticas de respeto y cariño.

 

 

 

 

 

- Publicidad -
Mantente Informado
3,107FansMe gusta
Noticias Relacionadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí